Alimentando El Alma

Diana Belaus

El valor del dinero.

Si miramos nuestra propia existencia a vuelo de pájaro veremos esas millones y millones de vidas, que ya vivimos, y comprenderemos que esa evolución humana es lo que hizo posible que estemos hoy acá y que seamos los que somos…. Seguir leyendo →

Como podemos mejorar las relaciones.

Ya sabemos que Dios, el Universo, el Todo, son lo mismo, son una única consciencia. Esa consciencia que entre todos formamos es la llamada  evolución humana. Es un suave y paulatino refinamiento de lo que todos somos. En nuestro avance,… Seguir leyendo →

Una cosa por vez, qué difícil que me es.

Me lo he propuesto ya varias veces, pero me resulta dificultoso poder cumplirlo. Entonces me pregunto: ¿Para qué me lo propuse?  – “Es para poder estar bien concentrada en lo importante de cada momento”. Ahora, por ejemplo,  veo que lo… Seguir leyendo →

Mi cuerpo pide ser atendido

Algunos extractos son de gae@germinandovida.com   Como yo decidí no enfermar lo estoy atendiendo y quisiera poder entenderlo cada vez más. Comprendo que él necesita estar nutrido y vitaminizado, que nunca nos jugará en contra y dado que la enfermedad es un… Seguir leyendo →

Una cosa por vez, qué difícil que me es.

Me lo he propuesto ya varias veces, pero me resulta dificultoso poder cumplirlo. Entonces me pregunto: ¿Para qué me lo propuse?  - “Es para poder estar bien concentrada en lo importante de cada momento”. Ahora, por ejemplo,  veo que lo importante es lo que estoy escribiendo. Pero también esto me pide atención a cada letra que han de tocar mis dedos, pues nunca aprendí en mi juventud a hacerlo automáticamente. Y como tengo temblor esencial, sobre todo en mi mano derecha, algunas letras aparecen escritas dos o tres veces y al ser el toque no es tan  parejo, el cursor salta lejos.

Me cuesta muchísimo escribir pero quiero y necesito hacerlo pues es una de mis actividades preferidas. A mano me es casi imposible, ni yo misma entiendo lo que escribí. Entonces opto por la computadora. Pero ahora al observarme íntegramente en esta acción de escribir veo que me pide varias atenciones a la vez: (1) - Lo que quiero comunicar al escribir. (2) - Lo que aparece escrito en la computadora, y (3) - La postura del cuerpo: piernas, espalda y cuello. Entonces comprendo que no puedo pedirme en esto, “Una sola cosa a la vez”. Necesito aceptarme así tal cual voy siendo en este momento, y  en la decisión que tomo, pues en esto reside mi potencial y mi aprendizaje.

 Mientras escribo yo voy aprendiendo quien en realidad soy; me voy conociendo más en lo profundo, ampliando la consciencia de que pertenezco a este gran organismo que es la humanidad, pues todos, querámoslo o no, aportamos con nuestras acciones pensamientos, y sentimientos a la realidad del momento. Con lo que hago contribuyo a la sanación del campo mórfico que nos afecta a todos los seres vivos, por igual. ¡Estoy sanando al planeta! A esto es por lo que bajé a la tierra en esta encarnación, estoy cumpliendo mi Misión.

Con respecto a otras cosas que me resultan difíciles de realizar puedo mencionar el cocinar mis alimentos y la postura corporal. A la acción de cocinar la encuentro muy creativa, y es algo que me gusta hacer y me entretiene mucho. Suelo pasarme dos horas o más aún, en la cocina parada en una postura que me genera dolores de todo tipo, especialmente de espalda. Estoy buscando y realizando todo lo que los entendidos me aconsejan hacer; contenta y hasta orgullosa de tener la constancia de hacerlos todos los días. Todo eso me está ayudando y siento que cuando me vaya de este mundo, me iré más erguida.

Ahora simplemente mencionaré todas las ayudas que estoy teniendo y lo que hago para conseguir enderezarme.  (1) - Una vez cada 15 o 20 días voy a que me hagan acupuntura, para mejorar la inmunología y aliviar los dolores musculares y articulares. (2) - Semanalmente tengo una clase de yoga que es energético y relajante a la vez, y otro día de esa semana tengo masajes que me  descontracturan. (3) - Leí el libro: “Cómo eliminar el dolor de espalda” y estoy siguiendo varios de sus  consejos. Por ejemplo recién, pues ya hacía una hora que estaba escribiendo, me paré, camine por la casa, ordené algunas cosas, enderecé mi columna contra la pared, hice algo de yoga para mis vértebras y mi cuello, y ya estoy de vuelta escribiendo, en la postura aconsejada.

Me lo he propuesto ya varias veces, pero me resulta dificultoso poder cumplirlo. Entonces me pregunto: ¿Para qué me lo propuse?  – “Es para poder estar bien concentrada en lo importante de cada momento”. Ahora, por ejemplo,  veo que lo… Seguir leyendo →

Esto no me va a ganar a mí.

Pero me ganó y me obligó a cambiar mi actitud. Ayer justamente intenté abrir un frasco usando varios de los sistemas conocidos, pero como la fuerza en general en mí no sólo ha disminuido sino que casi podría decir que… Seguir leyendo →

Tres cuentos instructivos adaptados del Tao Te King.

Sobre la fe de un anciano de noventa años y la fuerza de los hijos.  Al anciano le molestaban dos enormes montañas que obstruían el paso al poblado más próximo y propuso a su familia que unieran sus fuerzas para… Seguir leyendo →

La intención de cambiar.

Todos nos hacemos muchas preguntas, ¿pero somos conscientes de qué tipo de preguntas predominan? Preguntémonos: ¿Tengo algún propósito en mi vida que unifique y guíe mis acciones diarias? Dado que tenemos varias áreas de movimiento necesitaremos investigar: en cuál prosperamos,… Seguir leyendo →

Quiero ayudar y no sé cómo hacerlo.

Quiero entender mejor como funciona esto de la auto-culpa. Cuando nos culpamos generalmente hay una vieja causa, de la niñez quizás, que es la que desata el actual proceso. Veo que no estoy sabiendo vincularme, no estoy aceptando que todo… Seguir leyendo →

Quiero tener relaciones más profundas.

(Basado en la lectura de la Inteligencia Planetaria de E. Carutti.) Esto de la pandemia es la primera experiencia planetaria que estamos atravesando todos juntos. Son experiencias necesarias e inevitables para nosotros, y no tendríamos por qué sorprendernos ni discutir… Seguir leyendo →

« Entradas anteriores

© 2022 Alimentando El Alma — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑